Vista aérea del Dique de Mareas de A Cabana

Como muchos sabéis, el dique mareal de A Cabana es una joya patrimonial recuperada casi por completo por el Concello de Ferrol con diversas ayudas europeas y de la Xunta, canalizadas a través del Grupo de Acción Local del sector pesquero Grupo Artabro Norte. El monto total de las obras fueron de 217.390€ de los que el ayuntamiento puso 67.390€

Este dique, único en España y posiblemente en Europa, en su estado de conservación, puede visitarse en cualquier momento. Basta con acercarse a La Cabana y allí donde antiguamente estaba la discoteca “La Nave” y ahora las instalaciones del Club de Remo A Cabana… se encuentra el dique.

Hay que decir que la restauración ha sido bastante buena; se recuperó por completo el dique (excepto las compuertas, que tenemos entendido que están en reconstrucción y serán añadidas en un futuro) y los terrenos circundantes. Se habilitó un largo galpón y se publicó una magnífica página web con algo de información, un excelente recorrido virtual y una galería del proyecto.

Además, en el propio website, y desde todos los ámbitos municipales relacionados con el turismo, se anima a la población y turistas a visitarlo.

 

Pero no puede ser.

¿Porqué? Pues porque a la llegada al lugar, especialmente a la entrada… pasan dos cosas curiosas:

 

1) No hay ni un solo cartel en la muralla que lo oculta de la vista, que indique que ahí dentro está el famoso dique de mareas. A menos que sepas que está ahí, no darás con él ni de broma. Para un turista foráneo, ver el murallón y los guardas armados del cercano túnel de acceso a La Graña no son una invitación precisamente a entrar donde no te llaman

No hay indicadores del Dique de A Cabana

 

2) Si aún así ya sabes donde está el dique… no entrarás porque está prohibido. Si, está prohibido entrar sin autorización al recinto. Y huelga decir que NADIE tiene autorización para entrar en un recinto para el que no se dan autorizaciones (porque no debería hacer falta!). Así que si eres un ciudadano normal y corriente, de esos que cumplen las normas por estúpidas que sean… verás la señal de prohibido y te darás la vuelta.

Esta prohibido pasar al ver el dique de a cabana

En serio………

¿De veras que nadie pensó en estas dos cosas tan simples? ¿Nadie creyó necesario un cartel indicativo a la entrada y retirar las señales de “prohibido el paso”.?

Imagino la cara de un cuadriculado turista alemán mirando incrédulo para un (hipotético) folleto turístico que le diga que ahí está el Dique y mirando más incrédulo aún para las señales de prohibido pasar.

Además de un sencillo y barato cartel en el muro de la entrada, quizá una solución para que se pueda pasar sin molestar a los remeros podría ser una simple verja que delimite los terrenos cedidos al club y los de libre acceso para ver el dique.

Ni caro ni costoso. Solo hacer las cosas con sentido común.

 

PS: aunque la restauración está siendo magnífica, se echa de menos una musealización de la zona, con algo de cartelería sobre el proceso, el significado del dique, las obras que se llevaban a cabo, etc, etc.

Atribución: La imagen de portada es una de las imágenes de la galería de fotos de la web del proyecto e imaginamos que propiedad del Concello de Ferrol